El domingo 16 de junio de 2013, el piloto Orlando Sotro va a estar cumpliendo 82 años. Y como todo piloto lo va a festejar donde más le gustaría estar, en las pistas. Lo va a encontrar en el autódromo de Buenos Aires, disputando las fechas 3 y 4 de su querida Fórmula 1 Mecánica Argentina.

Un piloto extraordinario, que a su vez cumple en este mes 56 años de trayectoria, desde su debut en junio de 1957 en Arrecifes. Una trayectoria que no suele tener el reconocimiento que merece. Campeón de Ford “T” Semipreparados en 1959, tres veces campeón de la recordada Limitada del “27” (1960, 1961 y 1963) y con un título de Fuerza Limitada Mecánica Nacional en 1961. Todos ellos, cinco títulos nacionales en monopostos con su chasis de motor delantero construido sobre la base de largueros de Ford “T”, y con mecánica del mismo auto. Aquel auto le permitió proezas notables, como la de vencer en 1960 en estas tres categorías en la misma semana, así es, ganó tres carreras distintas de tres categorías distintas en la misma semana.

Luego vino la Fórmula 1 Mecánica Argentina, primero con este auto y luego con la renovación al nuevo auto de motor trasero construido en 1965. Este auto resultó tener el mismo espíritu por el automovilismo que el Toto, pues lo acompaña hasta hoy, con algunas cirugías menores, cambios estéticos acordes a las nuevas reglas. Su resistencia fue tal que se supo bancar los golpes en las pistas, un vuelco en el óvalo de Rafaela en 1977, entre otros accidentes y vuelcos.

Siempre con un modesto medio mecánico y casi sin ayuda de la marca Ford, Orlando se las ingenió para darle pelea en la F-1 a equipos fuertes, con apoyos de fábrica y renombrados pilotos de TC o Sport Prototipo. Y ya en los 80 vino el primer título en esta divisional, fue en 1986, el piloto de Banfield ganó las 6 pruebas que integraron el calendario. Una carrera llena de victorias, hazañas y campeonatos se coronó en 2011 con un nuevo título de campeón, que le permitió lucir el “1” nuevamente en 2012.

Y así debía ser homenajeado para Facundo Galella, luciendo el “1”, como tantas otras veces lo pintó en sus autos. De ahí, a través de Punto Simu da vida a un modelo 3D digital exactamente idéntico al Sotro-Ford de 2012, con la ayuda de Leonardo López en producción y renders, para darle el realismo que el trabajo merece.

El objetivo final es llevar este modelo 3D a un simulador de automovilismo (rFactor), para inmortalizarlo con videos y simulaciones en un primer momento, antes de ser liberado para que quien lo desee lo descargue de manera pública y gratuita.

Autores

Facundo Galella: modelado 3D, pintura, recolección de información.
Leonardo López: templates, configuración de materiales, renders, armado de mod.

Facundo Galella
http://www.puntosimu.com.ar/
https://www.facebook.com/PuntoSimu

css.php
Share This